Inicio ACTUALIDAD Mis últimas crónicas emocionales de confinamiento (V)

Mis últimas crónicas emocionales de confinamiento (V)

Nada es finito y todo está en movimiento

Tengo una extraña sensación en relación al tiempo, que sé que no es única porque lo he comentado con mucha gente. Y es que, si echo mi memoria a pasear allá por un 13 de marzo siento que ha pasado excesivamente deprisa. Es como si hubiese estado metida en una turbina que se movía de forma rutinaria, mucho más rápida que la capacidad de asumir lo que es una hora a la antigua usanza. ¿Será el uso de las tecnologías lo que nos aporta estos matices? Es extraño porque todo ha sido muy intenso. Si fracciono mi memoria, mis emociones han estado viajando en la montaña rusa del confinamiento.

En las tres últimas semanas he observado mucho lo que estaba sucediendo. Tomé la firme decisión de no ver la televisión porque me ha parecido una de las cosas más decepcionantes de toda esta época. Pienso que se han vendido al mejor postor. Nos han querido guiar hacia lo que en ese momento interesaba. Ha habido un empacho dañino sobre la pandemia. Así que notaba que el enfado se desproporcionaba entre fantoches y rufianes. Decidí solo ver algún documental y series por la noche. Ha sido fantástico descubrir un maravilloso programa de cocina francés que me ha llevado a paisajes conocidos. Me ha dado una visión mucho más abierta de una cocina poco explorada por mí, lo que me ha hecho sentir alegría, curiosidad y deseo. Todos mis accesos a la información los he tomado de la radio. También de forma  muy delimitada: un par de horas al día desde posiciones plurales. La radio es mágica, ya que te permite seguir trabajando y hacer cualquier tarea sin distracciones, provocando que la fantasía se aumente. Me he reído con los humoristas. He aprendido de ciencia. He seguido al día con música pop. Cuando ya me cerraba el cupo continué con mi música diversa para inspirarme, relajarme o enamorarme de nuevo.

En estas tres semanas me he enfocado aún más en la meditación. En la contemplación consciente, en el deporte y sobre todo en bajar el ritmo y acoplarlo a otra nueva realidad (a pesar de seguir trabajando). Mi sana realidad que desplegó el agradecimiento desde que he amanecido hasta que me he acostado. Esto multiplicó mi bienestar sin hacer nada más que lo que ya venía haciendo. Agradezco tener a mi querida hermana, que con tan buen razonamiento ha sido mi reportera de ciencia, de política, social y de economía, plural y muy bien informada. Llamarla a diario me ha hecho redescubrir cuánto echaba de menos esta faceta de mi hermana y ojalá no la olvide, con todo lo que tiene que transmitir.

Agradezco tener tan buenas amigas. Qué privilegio siendo ya bastante adulta poder decir que no me sobran dedos de una mano. A sabiendas de que he estado muy sola no me he sentido así. Que conociendo mi situación física me han hecho la compra. Que hemos cenado todos los sábados de confinamiento juntas. Que me han presentado a otras amistades y siento que he sumado. Que me han dedicado su tiempo curativo expresamente. Que me han animado e instado a mejorar. Gracias, nunca lo voy a olvidar.

Agradezco tener a mis dos queridos y valientes hija e hijo. Así distinguidos cada uno, en sus realidades. Han crecido y están afrontando con madurez, entereza y sacando el lado “bueno de las cosas”.

Agradezco la salud de todos y cada uno de mis seres queridos. Sé que el Covid 19 va a estar con nosotros mucho tiempo. Espero que lo pasemos lo mejor posible si viene. Pero… ha fallecido mucha gente, muchos ancianos (queridos y valiosos pilares de nuestra sociedad). Se han contagiado miles de personas en un momento muy crítico de la pandemia. Todos aquellos que no hemos caído y que tenemos un hogar digno tenemos que sentirnos verdaderamente afortunados.

 

Evidentemente, el agradecimiento me llegó tras todas las emociones de las crónicas anteriores. Dije en varios momentos: ya habrá tiempo de plasmar las quejas y de que mostremos la iniciativa de un cambio real. La sombra de la situación socio-laboral-económica acecha mi mente, como no podía ser de otra manera. Se mezcla con el agradecimiento de que mi entorno más íntimo y yo tengamos trabajo; pero se enerva con el debacle que supone lo mal que se hacen las cosas. La incompetencia e ineptitud de nuestros dirigentes (de los que están, de los que no deberían estar y de los que solo desean estar). Y sigo pensando que aún no es momento. Pero ante posturas tan ilógicas y económicamente tan dañinas, ponen muy fácil a los que desean estar que se rebelen. A veces, incluso pienso que tanta zafiedad se hace a posta, si no, no puedo explicar que se pierda el sentido común. Observando estas posturas que lo que hacen además de hundirnos más, es enfrentarnos los unos a los otros, me planteo qué fácil es para los políticos, esos diputados que no han tenido ni un gesto para con el pueblo, enervar a la masa sabiendo que ellos quedarán indemnes… Yo quiero que me representen personas que piensen en los problemas reales nuestros, los de salud, educación y de trabajo. Que no hagan bandera con ellos de una santa vez, que se centren en buscar estrategias con cordura, solicitando a técnicos independientes sus posiciones con transparencia. Somos muchos los que trabajamos en ámbitos diversos del conocimiento. Es patético desde el principio hasta la fecha de hoy lo que observo. La crispación cierra el entendimiento. Por eso, esas actitudes las desdeño y pierden validez para una reconstrucción. Me generan frustración.

En realidad,  mi agradecimiento tiene que ver con lo que construyo para mí y lo que mi entorno hace y comparte conmigo. Sé que, si juntamos otras celdillas como la mía, hay mucha gente que piensa y siente como yo. Cada uno debería concluir qué es lo que falla. No somos nosotros los que fallamos, no señor. En general, hemos llevado un confinamiento muy prudente por más que se empeñen desde las teles en sacarnos lo peor siempre. Nosotros queremos estar bien, tener salud y trabajo. Estas observaciones me han hecho empatizar mucho con los autónomos y pequeños empresarios. Ahora tenemos que estar muy unidos sin duda y he sentido tristeza. Tenemos que pensar cómo superamos la otra crisis reciente para no caer en la desesperanza e incertidumbre. Me apena la cantidad de familias diversas con problemas y esto me hace ser creativa para intentar gestar ideas prácticas.

Cuando decidí el momento de abrir al público presencial mi Centro me observé y me dije que tenía que ser prudente y respetuosa con mi ritmo y con la situación socio-sanitaria. Mañana, 25 de mayo será el día que compaginemos las dos modalidades y al hacerlo todo con calma, ya no me parece tan extraño. Todas las pandemias tienen un efecto psicológico basado en ansiedad por la incertidumbre que genera unas nuevas reglas, pero todo eso pasará y será tan rápido que en poco tiempo diremos ¡Madre mía! ¿Ya ha pasado un año?.

Hoy, 24 de mayo de 2020, vivo más el día a día que nunca. Sólo me he proyectado para ilusionarme con vera mis retoños. Con fundirme en abrazos con ellos y con las personas a las que quiero. Con sentir la ilusión de pisar un bosque de nuevo y andar por la costa gaditana. Recrearme en lo bello y auténtico y alegrarme de haber puesto el candado definitivo a las personas que gratuitamente hacen daño. Me recreo con que no se me olvide cuidarme y ser mesurada para vivir lo mejor posible. ¿Sabéis?… Nada de esto puedo hacerlo sola. Necesitamos que todos nos mentalicemos y que no nos dejemos llevar por la crispación y la desesperanza. No seamos masa, sino valientes e independientes de pensamiento para saber conducir los cambios nuestros y juntos, los de todos. Con esta energía me despido de mi confinamiento, espero que no se me diluya ni se me olvide para poder aportar un poquito a construir un mundo mejor.

Pilar Margod
Pilar Margod
No me gusta hablar mucho de mí y de entrada quiero agradecer a Ana Belén, la directora de este gran Proyecto, que me contemple como una colaboradora. Es un placer y como ella me lo ha pedido que cuente algo os diré que soy una amante de la Vida (con mayúsculas) Me encanta el detalle bello de un olor, una sintonía, un olor, un tacto... Digamos que la sensibilidad sería uno de mis rasgos más destacados, al que le acompañaría mi eterna curiosidad por aprender y crecer y por tanto, por ser partícipe de diferentes proyectos, como el de Gastroystyle. Tengo una alta influencia por mi profesión central, que es la psicología clínica y mis estudios de doctorado en Ciencias de la Educación, como terapeuta familiar y de pareja. Durante treinta años, ni más ni menos, no he parado de trabajar, escribir, investigar, hacer proyectos en pro de una vida más saludable. Trabajar con tantas personas es un pozo de sabiduría. Me siento eternamente agradecida por la confianza que me han depositado. Todo esto ha provocado que mi inclinación artística desde que era pequeña, se alimentara de forma constante, motivo por el que se impregnan mis libros y relatos de ello. En este área escribo y colaboro en diferentes medios de comunicación, investigo y nutro de post de psicología mi web: https://centrointelecto.com/. Yo no podría vivir sin la Música (también en mayúscula) porque alimenta mi alma, me acompaña desde que pongo los pies en el suelo, me hace ensoñar y recrear cada uno de mis momentos literarios. Es mi eterna compañera. Tengo un blog:luzazuldelsur, en wordpress que está a disposición de cualquiera que quiera dejarse llevar por un pensamiento libre y transparente. El corazón de la araña (mi primera novela) supuso el pistoletazo de salida más formal en cuanto a la narrativa. En 2021 saldrá En el Laberinto. Mi ópera prima de la poesía es El viaje del alma. Este género se está construyendo a fuego lento. He quedado finalista en el concurso de Ensayo de la Fundación Valores para UNIR, en el certamen de 2019. Para finalizar, me encontraréis con este nombre para todo lo literario, siendo mi pseudónimo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Entradas Populares

Lujo oriental en The Organic Spa

Existe un lugar en Madrid que te transporta a Tailandia en apenas unos minutos. Un lugar de culto para los amantes de la belleza,...

"Terrazas Sircocktail" es la apuesta de Sercotel Hotels

La cadena ha diseñado para este verano una completa programación de actividades en sus terrazas Bajo el eslogan “Las personas primero”, Sercotel Hotels trabaja día...

CXXV Aniversario de Bodegas Martínez Lacuesta

Cata de vinos para celebrarlo en el Centro Riojano de Madrid Persistir al paso de los años y continuar en primera línea después de cuatro...

5 recetas con Estrella Michelin para esta Navidad

Con la mejor gastronomía de Castellón, Valencia y Alicante Raúl Resino, chef de Restaurante Raúl Resino: caballa marinada con licuado de almendra marcona de Albocasser. Descarga...

En Primera Persona

Tomás Gutiérrez, pionero de la hostelería de Madrid

Publicado por Ana Belén Toribio en Mar 26, 2018 en ACTUALIDAD, DE AUTOR, EN PRIMERA PERSONA Tomás Gutiérrez, Presidente de La Viña,...

Pitu Roca, el hombre y el vino

Publicado por Ana Belén Toribio en Ago 2, 2019 en ACTUALIDAD, DE AUTOR, EN PRIMERA PERSONA Entrevistamos a Josep Roca, sumiller de El...

Entrevista a Don Luis de Lezama

Publicado por Ana Belén Toribio en Ene 14, 2019 en ACTUALIDAD, DE AUTOR, EN PRIMERA PERSONA El talento es un rasgo de...

András Bacsó y sus Tokaj Oremus

Publicado por Ana Belén Toribio en Oct 2, 2017 en ACTUALIDAD, DE AUTOR, EN PRIMERA PERSONA "Vino de Reyes; rey de los...

Chefs con Estrellas

Coque y su cocina de las emociones

Publicado por Ana Belén Toribio en Feb 26, 2018 en ACTUALIDAD, DE AUTOR, RESTAURACIÓN Siempre he pensado que Mario Sandoval es un...

Planeta Berasategui

Publicado por Ana Belén Toribio en Nov 7, 2018 en ACTUALIDAD, DE AUTOR, RESTAURACIÓN Martín Berasategui sitúa su cocina por encima de...

Una estrella por las nubes, Mauro Colagreco

Publicado por Ana Belén Toribio en Ene 3, 2019 en ACTUALIDAD, DE AUTOR, PERSONAJES Nos hemos puesto a la altura de las...

Coque llega al corazón de Madrid

Publicado por Ana Belén Toribio en May 12, 2017 en ACTUALIDAD, RESTAURACIÓN Reserva ya tu mesa en www.coquemadrid.es para ser uno...

Personajes

Don Luis Ros, Presidente de la Academia Dominicana de Gastronomía

Aunque cubano de nacimiento, Don Luis Ros se siente plenamente identificado con la República Dominicana. País que le encanta y del que tiene la...

José Masaveu: «La sensibilidad lo es todo»

Publicado por Ana Belén Toribio en Oct 28, 2019 en ACTUALIDAD, DE AUTOR, PERSONAJES Entrevistamos a José Masaveu. Director General de Masaveu...

Gustavo Egusquiza o como vivir el lujo

Por Ana Belén Toribio Fotos: A.E., L.R., H.R. y Gastroystyle Transcripción natural: Siwuani Entrevista a Gustavo Egusquiza, periodista experto en gastronomía y viajes alto standing tanto a...

Javier Pozo, Swiss Sommelier Challenge 2019

Publicado por Ana Belén Toribio en Nov 17, 2019 en ACTUALIDAD, DE AUTOR, PERSONAJES Entrevistamos a Javier Pozo Caballero, uno de nuestros...

Iberoamérica de cocina en cocina

Don Luis Ros, Presidente de la Academia Dominicana de Gastronomía

Aunque cubano de nacimiento, Don Luis Ros se siente plenamente identificado con la República Dominicana. País que le encanta y del que tiene la...

Perú y sus cinco variedades de ceviche

El "plato estrella" del país celebra su Día Nacional en mejor forma que nunca El ceviche forma parte del ´alma culinaria´ de Perú. Es su...

Cantina Roo y la nueva cocina mexicana

Publicado por Ana Belén Toribio en Abr 16, 2018 en ACTUALIDAD, Iberoamerica de cocina en cocina, RESTAURACIÓN Sabores de México, productos mediterráneos...

Iztac, la cocina mexicana conquista Madrid

El barrio de Bernabéu acoge un nuevo espacio que apuesta por rendir homenaje a la auténtica gastronomía del país azteca sin artificios "Playas repletas de...