Inicio ACTUALIDAD Túnez, el viaje

Túnez, el viaje

                                   

Viajar, que fácil…. y al mismo tiempo que difícil

Es elegir el destino o que el destino te elija a ti, y ya antes de iniciarlo, la imaginación y los deseos personales se entremezclan para conformar un bosquejo de lo tú YO espera encontrar y sin permiso se instala en tu cerebro.   Conseguir que esa mezcla se transforme en algo tangible es tarea de grandes profesionales, que con su experiencia y con una visión objetiva, consiguen ofrecernos todo aquello que sin saberlo ansiábamos conocer.

Esta tarea recayó sobre nuestros anfitriones, Planett Travel, quienes, con sencillez, gran exquisitez y calor humano, rayano en lo familiar, nos acompañaron durante la duración de este viaje desde el norte al sur de Túnez para mostrarnos lo más emblemático durante nuestros 6 días de viaje.

Nuestro itinerario de viaje era el siguiente:

1.-  Madrid-Túnez-Soussa

4.-  Djerba

2.- Soussa-Matmata-Toujane-Ksar Hdadd- Yadis Ksar Ghilane Pansea

5.-  Djerba-Mahress-El Jem- Hammamet

3.- Yadis Ksar Ghilane Pansea -Chenini-Tataouine-Djerba

6.-  Hammamet-Sidi Bou Said-Madrid

Sí, ya sé, intenso. Pero si quieres ver y tener una idea general de lo que un país puede ofrecerte en tu primera visita, ésta es la opción. Los viajes en detalle son los que surgirán a posteriori según las preferencias personales de cada viajero.

1er Día Madrid-Túnez-Soussa.   Como es de suponer es de trajín de maletas y aeropuerto. También de expectación por conocer al resto del grupo de viaje.

Terminal 1 Aeropuerto de Barajas. Mostrador de Tunisair. Poco a poco vamos llegando y vamos poniendo cara a nuestro compañero de viaje. Algunos ya se conocen de experiencias anteriores y el reencuentro es feliz. Otros somos nuevos pero rápidamente nos sentimos cómodos e integrados.

Conocemos a nuestros acompañantes de Planett Travel. Basma, encantadora y una mujer de altura. Y Yasser, optimismo puro y la alegría de la huerta.

Ya facturados, deambulamos por el aeropuerto hacia la puerta de embarque. La espera se alarga por retraso del vuelo. Pero una vez en el avión y con la cena a bordo cortesía de Tunisair, que todos agradecimos, las dos horas de vuelo se pasaron rápidamente ¡¡Chapeux por Tunisair!!.

Llegada a Túnez Aiport. Aunque estamos felices el cansancio del día nos pide a gritos reposo.

Conocemos a Naoufel, guía Nacional de Túnez, quién nos explicará y arropará, con sus grandes conocimientos sobre el país durante toda la ruta y atenderá cualquier pregunta que sobre el mismo nos vaya surgiendo a lo largo del recorrido de nuestro viaje.

Nos trasladamos a Soussa a nuestro alojamiento en el Hotel Royal Kenz 4*** (www.hotelroyalkenz.com). ¡¡¡¡Espectacular!!!! La habitación de dos camas individuales tenía un aspecto fantástico y doy fe que se duerme de maravilla y confortablemente.

20181011_062347

La hora marcada para levantarnos es dolorosa en vacaciones, 06:30 h., pero también necesaria si quieres tener tiempo para ir viendo con cierta calma las cosas.

2º Día Soussa-Matmata-Toujane-Ksar Hdadd- Yadis Ksar Ghilane Pansea Desayunamos tipo bufé, con amplia gama de productos tanto dulces como salados, por lo que cada cual satisface su hambre matinal sin problema.

Llevamos con nosotros una pequeña mochila para llevar a nuestro alojamiento en el desierto al final del día con lo que estimamos vayamos a necesitar para nuestra pernoctación y día siguiente, ya que el autocar por su peso y dimensiones no es el transporte idóneo y así dejar nuestra maleta en el autocar que las llevará al siguiente punto del tercer día.

20181011_081948

Así pues, abandonamos Soussa por carretera destino Matmata, haciendo una parada técnica (agua y demás) en un pueblo costero. El paisaje que contemplamos durante la ruta es llano, salpicado por generosos cultivos de olivos que flanquean ambos lados de la carretera, como una alfombra verde interminable; pero que poco a poco, a medida que nos adentramos en la región del Gabes, va dando paso a un paisaje más seco y estepario.

gastrosytyle---olivos---001

Llegados a Matmata, almorzamos en “Les Berbéres”, un restaurante semiexcavado en la roca, donde degustamos platos tradicionales: una especie de empanadilla de brick rellena de pasta de queso con ensalada a la que bauticé “pico de gallo tunecino” (por el aspecto del picado y la mezcla) y un posterior couscous de pollo. De postre: una fuente con porciones de pestiño rellenas de crema de dátil y bañadas con almíbar de miel. Todo muy rico.

gastrosytyle---olivos---002

Tras la comida y recogida de mochilas, nos repartimos en los 4×4 para proseguir viaje por carretera, atravesando un paisaje desértico-estepario, donde las palmeras y matorrales son la tónica, para llegar y visitar Toujane, Ksar Hdadda y las viviendas trogloditas.

gastrosytyle---olivos---003

Naoufel nos explica ampliamente las condiciones de vida de las gentes que habitan la zona y que han hecho posible estas viviendas. Los usos de sus diferentes dependencias en las que, a pesar de su extrema sencillez, nada se deja al azar y que tienen incluso su pozo de agua y almazara. Es toda una experiencia ver lo que el ingenio humano es capaz de hacer para sobrevivir y acomodarse en entornos tan duros.

20181011_121022
Tras esta interesante visita, retomamos nuestros transportes y continuamos unas horas más por la carretera, hasta que, de repente, en un giro a la derecha, nos encontramos de lleno en un oasis llegada la tarde. Habíamos alcanzado nuestro campamento, Yadis Ksar Ghilane Pansea (www.yadis.com).

20181011_122418

A nuestra llegada nos entregaron un papel con nuestro número de habitación, y como niños pequeños, nos dirigimos como locos a localizar nuestra jaima beduina, ubicada individualmente en el interior del palmeral. El personal de las instalaciones nos desplegó y abrió la entrada a la jaima. Sencilla, pero con una confortabilidad que sinceramente no esperaba en algo tan alejado: cama doble, supletorias, bomba de aire frío-calor, mini sala de estar, mini armario para la ropa y baño propio. Si es cierto que, debido a las condiciones extremas del entorno, se apreciaba una cierta falta de mantenimiento para los estándares europeos, pero cubrió con creces todas mis expectativas.

gastrosytyle---olivos---004

El enclave es espectacular, y con un torreón central desde el que, tras su subida, puedes observar todo el campamento y el palmeral circundante y, admirar tras él, la inmensidad del desierto.

gastrosytyle---olivos---005

Dispone también de unas piscinas de muy buen tamaño con agua termal. Hubo valientes que probaron y que nos transmitieron que eran superagradables.

20181012_064158

Descubrí con simpatía, que como es lógico y normal en un ambiente natural, no estábamos completamente solos y la pequeña fauna se hizo ver: gecko, sapitos, aves diversas… Hay que recordar que estamos en el desierto y no en una burbuja.

gecko_pequeno

Tras dejar nuestras pertenencias, nos dirigimos a realizar la actividad que previamente habíamos elegido: quad o paseo en camello.

Yo personalmente me decanté por el animalito en cuestión. Fue una gozada sentir como avanzaba blandamente por aquella arena rojiza y lene, que lo circundaba todo, y notar el contorneo tan gracioso, y hasta voluptuoso, que te hace adoptar  el camello para acoplarte a su paso. El desierto es espectacular, inmenso como un enorme mar de color rojizo, silencioso y al mismo tiempo con ese poder magnetizador, casi hipnotizador, de paz y serenidad. Os lo recomiendo encarecidamente.

gastrosytyle---olivos---006

La cena siguió la tónica de bufé libre, y aunque hubo que esperar a que repusieran platos en el comedor, todo estaba excelente. Creo que hubiera sido el no va más si la cena hubiera sido en el exterior, y quizá amenizada con músicos locales. Ay…. el romanticismo me puede.

gastrosytyle---olivos---007

Tras una posterior sobremesa con nuestros compañeros de viaje, risas y demás, nos fuimos a dormir. Al rato, una tormenta con truenos, relámpagos y lluvia se dejó caer en el campamento. Una experiencia extraordinaria teniendo en cuenta la escasez pluviométrica de la zona.

gastrosytyle---olivos---008

3er Día Yadis Ksar Ghilane Pansea -Chenini-Tataouine-Djerba. Nos levantamos a una hora bien temprana, y tras desayunar, tomamos nuestro transporte hacia Chenini y las estribaciones del pico del Dahar, atravesando una zona más montañosa, y posteriormente, entrando en un enorme cañón, producto de la erosión durante años, de un antiguo río.

20181012_101811

Allí, en lo alto de estas estribaciones, nos encontramos con la población de Tataouine.

Su parte antigua está completamente excavada en lo alto de las rocas y rodeada por una muralla, lo que en su tiempo le debió conferir un aspecto de temible fortificación, impresión que hoy en día sigue transmitiendo.

20181012_101757

Desde esa altura podemos observar la amplitud del antiguo cauce del río y de su vasto y enorme cañón, con unas espectaculares vistas.

No es de extrañar que Spielberg tomara este enclave para rodar escenas de la Guerra de las Galaxias, ya que es extraordinario.

Ya retomado nuestro camino, éste se hace a través de innumerables poblaciones que la carretera atraviesa, y que nos ofrecen una visión de su vida agrícola y rural,  salpicada también de aspectos más modernos. A través de mi ventana observó cuanto puedo del día a día de estas gentes: el mercado, los niños a la salida del colegio, las terrazas con los con los amigos tomando algo, los corrillos de chicas de charla…. Y aunque se nota que en algunas partes hace falta un cierto desarrollo, sólo veo gente feliz.

gastrosytyle---olivos---009

Poco a poco, la costa nos flanquea por la derecha, ofreciéndonos una visión de grandes salinas de color rosa y un mar salpicado de pequeñas embarcaciones, pintadas de blanco y toda la gama cromática del color azul. Así llegamos al puente de El Kantara, antigua calzada romana que une el continente con la Isla de Djerba, o como Homero la describió en su sin par «La Iliada», la Isla de las Sirenas, dónde Ulises, tuvo que luchar contra el canto de sus perturbadoras moradoras, atándose al mástil del barco.

gastrosytyle---olivos---010

Yo estoy segura del hechizo propio de la isla, sin necesidad de acudir a tales criaturas.

gastrosytyle---olivos---012

Nos alojamos en el precioso Hotel Djerba Iliade (www.iliade.magichotelsandresorts.com) y tras el checking,  almorzamos.

Por la tarde, nos dirigimos al Houmt El Souk, que significa “el barrio del mercado”, dónde encontramos su zoco, y nuestra tarde se pasó entre regateos y demás para efectuar las ansiadas compras. La verdad es que hay todo lo que puedas imaginarte. Lo que te falta es tiempo para elegir tantos artículos maravillosos que comprar y procesar los precios con los cambios de moneda. Yo reconozco mi tara en ese aspecto. No sé, se me da fatal.

Tras una ducha reparadora, y posterior estupenda cena, se juntó todo el grupo para tomar algo en la terraza del bar del hotel, dónde, mira tú por donde, había un karaoke.

Un ser maligno, animador del hotel, se empeñó en que los españoles debíamos salir a cantar. Tras mojitos, gin-tonics, coca-colas y demás de espera, cuando le tocó el turno a nuestra compañera, no podíamos dejarla sola ante tal reto, e inflamados por la Ñ de España, salimos a arroparla cantando todos juntos y haciendo alarde de toda nuestra potencia vocal, además de ponerle muchas ganas. Eso generó un efecto envidia entre los rusos y franceses, que también estaban en la terraza regalándose con brebajes al gusto, creando una confrontación musical internacional, que duró un par de canciones más. Por supuesto, ellos mordieron el polvo. No recuerdo tantas risas.

Luego, rematamos con unos bailes en la discoteca y nos fuimos a dormir machacados de pasarlo bien. 

20181013_093030

4º Día Djerba. 

Este día teníamos una actividad opcional, que todos escogimos, de disfrutar de la animación del Barco Pirata y visitar la parte norte de la isla, en concreto, Rass Remal.

Tras un soberbio desayuno, nos dirigimos al puerto para tomar el barco. Casi estuvimos a punto de no hacer la excursión, ya que, las condiciones de viento y mar al parecer no eran demasiado propicias, y tardamos un tiempo, hasta que las autoridades no nos dieron luz verde. Una vez tomado el barco, nuestro Galeón puso rumbo hacia Rass Remal, animándonos el personal del barco con música de Piratas del Caribe y toda suerte de acrobacias. Superdivertido.

gastrosytyle---olivos---013

Desafortunadamente, una vez en Rass Remal tuvimos escaso tiempo de paseo para ver la zona de playa y aledaños, ya que las autoridades portuarias nos instaron a regresar.

IMG-20181021-WA0027

Aún así, merece la pena visitar esa parte de la isla, con sus muelles palafíticos y su lengua de arena que se interna en el mar.

gastrosytyle---olivos---014

Como somos constructivos, la comida estipulada en alta mar la hicimos dentro del Galeón, atracados en el muelle como auténticos señores.

gastrosytyle---olivos---015

Unas doradas hechas en la parrilla del propio barco, con ensalada y pasta aliñada con harissa, además de unas delicosas nécoras, que fueron el colofón a una estupenda mañana.

gastrosytyle---olivos---016

La tarde fue de relax, tumbados en la playa del hotel, donde hicimos los honores a nuestra afamada siesta española y tomando un delicioso té tunecino.

20181013_204054

La cena, en nuestro caso, la habíamos concertado en un restaurante de Houmt El Souk con los agentes de Planett Travel y varias personas del grupo. Hacia allá nos dirigimos. Durante el camino, disfrutamos de la visión de una tormenta eléctrica en la lejanía del mar, viendo cómo los rayos iluminaban el cielo y caían en el agua.  Impresionante.

20181013_204222

El restaurante Haroum es precioso. Tiene la recreación de un galeón dentro su propio estanque de agua en la entrada, y nuestra mesa estaba adornada con buganvillas y rosas. Monísimo.

20181013_214238

La cena fantástica: varios platillos de cocina tradicional exquisitos y langosta a la plancha para cada cuatro personas. Después el segundo fue a elección personal: carne o pescado, regados con muy buen vino.  Tras ello, los postres tradicionales. Todo delicioso.

gastrosytyle---olivos---017
4º Día Djerba-Mahress-El Jem- Hammamet  Tras desayunar temprano, subimos a nuestro autocar rumbo a Hammamet. Para acortar algo el largo trayecto, ya que atraviesas Túnez de sur a norte, tomamos el ferry que nos dejó en el continente.

Por la carretera, vuelves a retomar un paisaje más agreste salpicado de pueblos pintorescos.

Hicimos una parada técnica en un pueblo del Gabes, donde vendían unas granadas de tamaño colosal y dulcísimos dátiles. Nadie pudo resistirse a comprar.

Tras la parada, continuación hacia la zona de Mahress para llegar a Tamaris, dónde almorzamos.

20181014_153357

Tras el almuerzo nos dirigimos a la población de El Djem, para visitar el fabuloso anfiteatro romano de El Djem o coliseo de Thysdrus.

20181014_155859

Naoufel nos explica, que es el cuarto anfiteatro del mundo y fue construido en el 238 d.c., bajo el reinado del emperador Maximino el Tracio. Su planta elíptica y sus tres niveles de galerías, perfectamente conservadas en una de sus fachadas, hace de este monumento una joya excepcional, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.  Resulta increíblemente perturbador y colosal descubrir esta maravilla, que en su día, tuvo que ser deslumbrante, ya que todo él esta construido con arenisca dunaria de un increíble color blanco, que el paso del tiempo le ha otorgado un color ocre rosado, y con su parte interior de graderíos y accesos cubiertos de losas de mármol blanco, que no han sobrevivido a los años y al saqueo vecinal.

20181014_155123

En este coliseo se celebraban espectáculos con gladiadores y felinos, que eran elevados en jaulas hasta la arena central a través de dos aberturas al efecto y mediante el uso de tornos, causando así un gran impacto entre los asistentes.

20181014_145302

Hoy en día, sigue guardando su grandiosidad y magnificencia, y gracias a su estupenda acústica, se utiliza en espectáculos y conciertos de música clásica.

Abandonamos a nuestro pesar semejante maravilla, retomando el camino para llegar a la caída de la tarde a Hammamet. Alojamiento en el Hotel Manar (www.manar.magichotelsandresorts.com)

Tras la cena, presentación de nuestros anfitriones Planett Travel sobre el destino que hemos disfrutado, comentarios sobre el mismo, su página web y proyectos de futuros destinos sobre los que están trabajando.

Tras la misma, tiempo libre para tomar algo en el magnífico complejo hotelero o disfrutar de un sueño reparador.

gastrosytyle---olivos---021

5º Día Hammamet-Sidi Bou Said-Madrid  Tras el desayuno, salida hacia Túnez con parada en el precioso pueblo de Sidi Bou Said.

20181015_113150

Esta población está ubicada en lo alto de una colina, con el mar tras de sí y mirando en la lejanía a la capital.  Toda ella es delicada, al igual que la factura de sus viviendas, que, aunque sencillas, se engalanan con esos magníficos toques azules.  Sus pequeñas calles empinadas y laberínticas, enmarcadas por sus casas encaladas con sus puertas de color azul añil claveteadas o sus balcones del mismo color, hacen que el tiempo se pare y te sientas como en un cuento de hadas.

gastrosytyle---olivos---019

Es un bullir de gentes animadas y tiendas, con pequeños recovecos dónde surgen plazas serenas en las que tomar un delicioso té con piñones a la sombra de un buen árbol.

gastrosytyle---olivos---020

Tras disfrutar de esta bendición visual, hemos de partir hacia el Aeropuerto, con gran pesar por nuestra parte.  Allí la rutina del embarque y facturación nos envuelve devolviéndonos al día a día que nos aguarda a cada uno.

gastrosytyle---olivos---022

El vuelo, breve, nos trae de vuelta a España dónde nos despedimos de nuestros anfitriones y compañeros de viaje con alegría por los momentos vividos, pero al mismo tiempo con pena por lo que dejamos atrás.

Nos queda el consuelo y la esperanza de retomar nuevamente nuestro contacto con Túnez, un país que nos ha enamorado.

Nuestro agradecimiento a los integrantes de Planett Travel http://www.planettravel.es y a Naoufel Briki www.facebook.com/briki.naoufel

 

Siwuani
Siwuani
Comunicadora y Fotógrafa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Entradas Populares

Lujo oriental en The Organic Spa

Existe un lugar en Madrid que te transporta a Tailandia en apenas unos minutos. Un lugar de culto para los amantes de la belleza,...

"Terrazas Sircocktail" es la apuesta de Sercotel Hotels

La cadena ha diseñado para este verano una completa programación de actividades en sus terrazas Bajo el eslogan “Las personas primero”, Sercotel Hotels trabaja día...

CXXV Aniversario de Bodegas Martínez Lacuesta

Cata de vinos para celebrarlo en el Centro Riojano de Madrid Persistir al paso de los años y continuar en primera línea después de cuatro...

5 recetas con Estrella Michelin para esta Navidad

Con la mejor gastronomía de Castellón, Valencia y Alicante Raúl Resino, chef de Restaurante Raúl Resino: caballa marinada con licuado de almendra marcona de Albocasser. Descarga...

En Primera Persona

Tomás Gutiérrez, pionero de la hostelería de Madrid

Publicado por Ana Belén Toribio en Mar 26, 2018 en ACTUALIDAD, DE AUTOR, EN PRIMERA PERSONA Tomás Gutiérrez, Presidente de La Viña,...

Pitu Roca, el hombre y el vino

Publicado por Ana Belén Toribio en Ago 2, 2019 en ACTUALIDAD, DE AUTOR, EN PRIMERA PERSONA Entrevistamos a Josep Roca, sumiller de El...

Entrevista a Don Luis de Lezama

Publicado por Ana Belén Toribio en Ene 14, 2019 en ACTUALIDAD, DE AUTOR, EN PRIMERA PERSONA El talento es un rasgo de...

András Bacsó y sus Tokaj Oremus

Publicado por Ana Belén Toribio en Oct 2, 2017 en ACTUALIDAD, DE AUTOR, EN PRIMERA PERSONA "Vino de Reyes; rey de los...

Chefs con Estrellas

Coque y su cocina de las emociones

Publicado por Ana Belén Toribio en Feb 26, 2018 en ACTUALIDAD, DE AUTOR, RESTAURACIÓN Siempre he pensado que Mario Sandoval es un...

Planeta Berasategui

Publicado por Ana Belén Toribio en Nov 7, 2018 en ACTUALIDAD, DE AUTOR, RESTAURACIÓN Martín Berasategui sitúa su cocina por encima de...

Una estrella por las nubes, Mauro Colagreco

Publicado por Ana Belén Toribio en Ene 3, 2019 en ACTUALIDAD, DE AUTOR, PERSONAJES Nos hemos puesto a la altura de las...

Coque llega al corazón de Madrid

Publicado por Ana Belén Toribio en May 12, 2017 en ACTUALIDAD, RESTAURACIÓN Reserva ya tu mesa en www.coquemadrid.es para ser uno...

Personajes

Don Luis Ros, Presidente de la Academia Dominicana de Gastronomía

Aunque cubano de nacimiento, Don Luis Ros se siente plenamente identificado con la República Dominicana. País que le encanta y del que tiene la...

José Masaveu: «La sensibilidad lo es todo»

Publicado por Ana Belén Toribio en Oct 28, 2019 en ACTUALIDAD, DE AUTOR, PERSONAJES Entrevistamos a José Masaveu. Director General de Masaveu...

Gustavo Egusquiza o como vivir el lujo

Por Ana Belén Toribio Fotos: A.E., L.R., H.R. y Gastroystyle Transcripción natural: Siwuani Entrevista a Gustavo Egusquiza, periodista experto en gastronomía y viajes alto standing tanto a...

Javier Pozo, Swiss Sommelier Challenge 2019

Publicado por Ana Belén Toribio en Nov 17, 2019 en ACTUALIDAD, DE AUTOR, PERSONAJES Entrevistamos a Javier Pozo Caballero, uno de nuestros...

Iberoamérica de cocina en cocina

Don Luis Ros, Presidente de la Academia Dominicana de Gastronomía

Aunque cubano de nacimiento, Don Luis Ros se siente plenamente identificado con la República Dominicana. País que le encanta y del que tiene la...

Perú y sus cinco variedades de ceviche

El "plato estrella" del país celebra su Día Nacional en mejor forma que nunca El ceviche forma parte del ´alma culinaria´ de Perú. Es su...

Cantina Roo y la nueva cocina mexicana

Publicado por Ana Belén Toribio en Abr 16, 2018 en ACTUALIDAD, Iberoamerica de cocina en cocina, RESTAURACIÓN Sabores de México, productos mediterráneos...

Iztac, la cocina mexicana conquista Madrid

El barrio de Bernabéu acoge un nuevo espacio que apuesta por rendir homenaje a la auténtica gastronomía del país azteca sin artificios "Playas repletas de...