InicioACTUALIDADManga y Anime son un arte más cercano de lo que pensabas

Manga y Anime son un arte más cercano de lo que pensabas

Tiempo de lectura: 5 minutos

La exposición The Art of Manga hace un recorrido por la historia de las populares historietas japonesas

Katsushika Hokusai, pintor y grabador japonés a caballo entre los siglos XVIII y XIX, fue quien acuñó el término Manga o dibujo informal. Hubieron de pasar más de 150 años antes de que este peculiar arte entrara en nuestro país, a finales de la década de los 60, a partir de una tira cómica creada por Kitazawa en 1928. Si estás en Madrid, hoy tienes la oportunidad de visitar “The Art of Manga”, exposición en la que podrás descubrir que esta expresión artística es, posiblemente, más cercana de lo que creías.

Si te digo que series como Heidi, Marco, Vicky el Vikingo, Mazinger Z, Dragon Ball, Sailor Moon, Oliver y Benji, Akira, Jackie y Nuca, Naruto, Ruy el pequeño Cid, Doraemon o D’Artacán y los tres mosqueperros forman parte del mundo anime o dibujo animado japonés, es posible que te sorprenda.

Este tipo de ilustración, realizada por ordenador, tuvo una relación estrecha, en sus inicios, con el manga o cómic japonés. Ambas creaciones japonesas forman parte de la infancia de mucha gente en España”, dice Oriol Estrada, divulgador de la cultura japonesa; “además, han acompañado a muchos otros en la edad adulta, modulando sus gustos y no sólo en lo que se refiere a cómics y animación, sino también en materia de preferencias culinarias, cinéfilas o literarias”; “el manga nos ha cambiado”.

Dice este experto que el manga ha vivido una historia de ascenso casi, continuado, “se puede ser de la generación de Heidi y Mazinger, de la de Kaneda y Son Goku, de la de Luffy y Usagi o de la de Tanjiro y Yona, si bien todas ellas conforman la cultura otaku, la cual define la afición más o menos apasionada por el mundo del manga y del anime”.

Entonces, ya podemos hablar de que en España existen, al menos, tres generaciones distintas de otakus. Manga y anime han supuesto la materialización de una fiebre por todo lo que procede de Japón, acompañada de la industria responsable de su desarrollo.

Los reyes del Manga

Mangaka da nombre al profesional que escribe o dibuja mangas, expresión artística cuyo origen se vincula a los primeros pergaminos y que se ha desarrollado a través de las xilografías japonesas de los siglos XVIII y XIX, las pinturas, manuscritos, carteles, fotogramas, revistas y cómics.

“Esta exposición propone un recorrido por la historia del manga hasta la actualidad y facilita el descubrimiento de la estrecha relación entre el manga moderno y el arte tradicional japonés”, dice Rafael Jiménez de Sold Out, una de las empresas pioneras de la organización de exposiciones internacionales en España, como la que nos ocupa; “ello es posible a través de 200 piezas y obras de arte procedentes de colecciones privadas de todo el mundo, particularmente de Japón, China y Europa”.

El recorrido de la exposición “The Art of Manga” abarca diez ámbitos temáticos, desde los orígenes de este tipo de dibujo, los libros y grabados del periodo Edo (la Era de la paz ininterrumpida en el Japón de los siglos XVII a XIX) hasta el manga y anime en España y el proceso de creación artística, pasando por el legado de Tezuka, Mizuki, el manga Shonen y Shojo (respectivamente para las historias de acción y de romance) y la industria del manga.

“Se explora tanto el lenguaje visual como la diversidad de géneros dentro del manga”, dice Estrada; “desde los cargados de acción hasta las narrativas históricas, aunque también la integración del dibujo en los diversos formatos de difusión, evidenciando su peso en el arte y la industria del entretenimiento”.

Mangakas pioneros como Tezuka (1928-1989), conocido como el dios del manga, Mizuki (1922-2015) con sus criaturas mitológicas o yokai, Utamaro (1753-1806) y el prolífico Hokusai (1760-1849), autor, entre otras, de “La gran ola de Kanagawa”, tienen su propio espacio en la muestra.

Más de medio siglo en España

Son ya tres las generaciones otaku, los apasionados del manga y el anime, aquí en España. De hecho, el primer manga fue Tonda Haneko, en la revista catalana Cavall Fort, en 1968.

La historieta es una tira cómica, obra del considerado como primer mangaka profesional de Japón, Rakuten Kitazawa, en 1928.

Más de una década después de su impresión en Cataluña, es la editorial Grijalbo la que publica el primer manga en castellano: La vida de Mao Tse Tung. Los artistas Fujiko y Fujio, creadores de Doraemon, fueron sus autores.

Aunque no es hasta 1980 cuando sale la primera portada manga en una revista española; se trata de la publicación El Víbora, ilustrada con una historia de Yoshihiro Tatsumi (considerado como uno de los padres del gekiga o imagen dramática).

“Lo más llamativo en todo este proceso es la continua aparición de nuevos artistas con una influencia directa del manga”, dice Oriol Estrada; “creadores que han bebido de las fuentes del anime y del manga, los cuales se reflejan en su arte, ya que han adoptado su lenguaje como propio y saben usarlo de la misma manera que los mangakas japoneses”.

Un último detalle: la exposición integra diversas escenografías, tales como la reproducción de una puerta tradicional o Torii, un pasillo de linternas, un templo japonés y un jardín zen.

De todo esto y más puedes disfrutar, hasta el domingo 21 de julio, en Espacio COAM, calle de Hortaleza, 63 de Madrid.

Un proceso paso a paso

El proceso creativo del dibujo informal o manga se estructura en torno a siete pasos:

  • Idea. Todo comienza con una idea. El artista decide de qué va a tratar su manga, escogiendo la dirección del proyecto.

  • Manuscrito. Se escribe la historia de forma detallada, incluyendo qué ocurre y quiénes aparecen en ella. Es el mapa del manga.

  • Publicación. Una vez escrita la historia, hay que encontrar a alguien que la publique, un editor al que le guste y haga posible que se pueda leer.

  • Revista. Para hacerse popular, un manga debe publicarse mucho y sin parar, durante varios años. Así es como obtiene sus fans o seguidores.

  • Encuesta. Los test en los que los lectores expresan sus opiniones ayudan a saber qué mangas siguen adelante y qué otros no. Algunos mangas nuevos no superan los seis primeros meses, pues no consiguen suficiente audiencia.

  • Libros. Si el manga tiene éxito, se recopila junto a otros en los tankobon, facilitando el acceso de nuevos lectores, además de los habituales de la revista.

  • Anime. Cuando gusta mucho, el manga puede convertirse en anime. Esto implica que la historia se divulga a través de la televisión y de la Red, con lo que su público objetivo se incrementa de modo exponencial,

  • Imágenes Sold Out y Ágata del Barco

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas Populares

En Primera Persona

Chefs con Estrellas

Personajes

Iberoamérica de cocina en cocina