InicioACTUALIDADChelo Miñana: "El enoturismo es fundamental en el mundo del vino"

Chelo Miñana: «El enoturismo es fundamental en el mundo del vino»

Tiempo de lectura: 9 minutos

Entrevista a Chelo Miñana, Directora de Enoturismo y responsable de ECommerce en Masaveu Bodegas

Gastroystyle: ¿Por qué esta pasión por el vino?

Chelo Miñana: Siempre he sido una gran aficionada a la gastronomía, inevitablemente el vino es una parte imprescindible. Primero, fue una pasión personal y más tarde, entró en mi universo profesional.

G.S.: Parece que una vez que conoces este mundo y lo amas de algún modo es difícil desvincularse, como si te atrapara. ¿Opinas lo mismo?

Ch. M.: El mundo del vino tiene una profundidad infinita. Es muy dinámico así que continuamente te arrastra para adentrarte un poquito más en él.

G.S.: ¿Qué significa Masaveu Bodegas para Chelo Miñana?

Un reto apasionante.

G.S.: ¿Cómo nació la idea de crear Enoturismo en Masaveu Bodegas?

Cuando llegas a las bodegas te das cuenta de que han estado siempre preparadas para recibir visitas. Nuestro director general, José Masaveu, esperó el momento oportuno para iniciar el proyecto de Enoturismo. Justo cuando nuestro bagaje como bodegueros estaba consolidado. Además, teníamos cosas importantes que ofrecer y trasladar.

G.S.:  ¿Cuál ha sido el impacto del Enoturismo en Masaveu Bodegas después de los primeros años de actividad?

Podríamos hablar de impacto externo e interno. El desarrollo del enoturismo nos ha permitido relacionarnos de una manera directa con el entorno. Esto colaborando e implicándonos en la evolución y la sostenibilidad del territorio.
A nivel interno, la actividad es tan transversal a nivel de operativa que prácticamente todos los departamentos tienen contacto con nosotros. Eso ha provocado que tuviéramos que redefinir ciertos protocolos y crear otros nuevos.

G.S.:  ¿Cómo se estructura la plataforma para facilitar la búsqueda de bodegas y experiencias de Enoturismo?

Vamos adaptándonos y mejorando a medida que nuestra actividad crece. En estos momentos estamos implementando un nuevo motor de reservas. Éste nos va a permitir ampliar nuestra oferta, agilizar y flexibilizar todo el proceso de reserva.

G.S.: ¿Cómo funciona el modelo de Enoturismo en Masaveu Bodegas?

El enoturismo en Masaveu Bodegas llega para cerrar el círculo en armonía con todo el trabajo que realiza el equipo. Desde el cuidado del viñedo hasta el embotellado y la distribución. Buscamos la excelencia como viticultores y bodegueros, y ponemos la guinda a esa filosofía de trabajo abriendo la puerta de las bodegas para ser excelentes anfitriones.

G.S.: ¿Es el enoturismo una oportunidad para el desarrollo sostenible en las zonas rurales?

La respuesta es un SI en mayúsculas. Pienso que este es uno de los grandes valores del turismo en las zonas vitivinícolas. Es una actividad hecha a medida para el desarrollo en las zonas rurales.

G.S.: ¿Cuál es la visión del Enoturismo en Masaveu Bodegas para el futuro?

Estamos en el inicio del camino. Se tuvo muy claro desde el comienzo que el enoturismo se integraba en la estructura como una línea de negocio. El área ha absorbido todo el canal cliente directo. Queríamos volcar todo nuestro saber hacer en servicio al cliente para que nuestra marca se viera reforzada.

G.S.: ¿Cómo conociste a la familia Masaveu?

José Masaveu, nuestro director general quería poner en marcha el proyecto de enoturismo para el conjunto de bodegas del grupo. Yo salía de un gran proyecto con un grupo bodeguero con bodegas en diferentes territorios, hotel y restaurante. Meses antes se había incorporado a Masaveu Bodegas una persona con la que coincidí en el anterior proyecto … ¿sabes cuando todo el mundo está en el lugar correcto y el momento es propicio?
José Masaveu tenía una visión clara de lo que el enoturismo podía aportarle, y yo llegaba con la experiencia a nivel de gestión para un grupo con diferentes localizaciones, visualizábamos el proyecto en la misma dirección, nos alineamos y empezamos a trabajar.

G.S.: ¿Qué deberíamos aprender del Enoturismo en el extranjero y qué les podemos enseñar?

El concepto de negocio de los americanos, la creación de valor de los franceses, la potencia comercial de los italianos, el nivel de servicio de los portugueses … no nos sirve hacer un copia-pega exacto, pero sí podemos mejorar aspectos para hacer crecer nuestro modelo.
Creo que España es un gran ejemplo de diversidad y de calidad. Es líder mundial en superficie de viñedo. Tenemos que trabajar para que todas esas hectáreas se conviertan en el mayor destino enoturístico del mundo.

G.S.: Parker o Peñín.

¿A quién queremos impactar? ¿Nacional o internacional? En esta pregunta me voy a salir de pista porque en enoturismo nos apoyamos en el vino pero disfrutar es el objetivo. Intentamos que el visitante olvide factores externos para contarle de primera mano todo lo que llevan nuestras botellas en el interior. En ese concepto de experiencia, el vino se convierte en paisaje, patrimonio, historia, … el conocimiento y las sensaciones propias adquieren un valor incalculable y este es uno de los mayores valores del enoturismo como herramienta para una bodega.

G.S.: Bodega o Viñedo.

Depende del momento… Actualmente, estamos dirigiendo el foco al viñedo. Por ejemplo, en Bodegas Murua por el gran trabajo de nuestro equipo en viticultura regenerativa; y, en Bodegas Fillaboa, el viñedo es parte fundamental para entender nuestras elaboraciones. En el viñedo te enamoras y en la bodega disfrutas.

G.S.: Un Personaje Histórico con el que te hubiera gustado tomar un vino.

Marie Curie, justo estoy leyendo sobre su vida.

G.S.: ¿Qué consideras más importante, variedad o terruño?

Me quedo con terruño. El concepto de terruño tiene una dimensión tan grande como concreta. Es la expresión de un todo que no se podría explicar aislando los elementos que lo componen.

G.S.: ¿Qué aspectos básicos debe contemplar una bodega a la hora de desarrollar el enoturismo?

Los recursos con los que cuenta. El entorno en el que se encuentra. Definir cuál va a ser la función del enoturismo para la marca y el objetivo a alcanzar para calibrar las inversiones necesarias y posibles.

G.S.: ¿Se debe cobrar entrada o no en el enoturismo?

Perdemos muchas veces en España la visión de que los servicios hay que pagarlos y el enoturismo no es únicamente el vino que pones en la copa de la cata. Es la prestación de un servicio, y para que haya un servicio de calidad tiene que haber una contraprestación económica que lo sostenga.
Si a una actividad le destinas recursos tiene que haber un retorno para que sea sostenible, de otra manera empezarás con mucha ilusión, pero acabará no siendo viable y lo que empezó siendo un proyecto se convertirá en un problema.

G.S.: ¿Quién es tu maestro en el mundo del enoturismo?

Estamos creando una industria a base de encajar piezas y pulirlas. Me encantan los profesionales que no se conforman, que imprimen raza, que miran distinto, que construyen y no ponen excusas, que creen en el trabajo constante y que apuestan por las personas, porque nuestro sector va de esto, de personas.
Tengo tantos referentes… Pero, si tengo que nombrar a uno, voy a recordar a un amigo y gran profesional que nos dejo en 2022 y que hizo un magnífico trabajo como Director del Museo del Vino Pagos del Rey en Morales de Toro. Rodrigo Burgos reunía todas esas características que hacen que los proyectos se hagan realidad y sean muy de verdad, que las empresas crezcan y que los entornos se enriquezcan.

G.S.: ¿Recuerdas cuál fue el primer vino que tomaste?

No me atrevería a asegurarlo, pero viniendo de donde vengo posiblemente me acerqué al vino tomando mistela.

G.S.: ¿Cuál es el peor vino que has probado?

Hace mucho muchísimo que no tomo vino malo, ni lo recuerdo.

G.S.: ¿Cuál es tu variedad de uva preferida?

Me encanta la variedad syrah.

G.S.: ¿Qué es lo mejor de tu trabajo?

El dinamismo y la posibilidad de construir sabiendo que formas parte de algo más grande que es el entorno. En Masaveu Bodegas con más motivo porque estamos presentes en varias zonas vitivinícolas y en todas intentamos aportar al destino nuestro pequeño granito de valor.

G.S.: ¿Para ti qué aptitudes ha de tener un buen guía de enoturismo?

En nuestra estructura, el trabajo de enoturismo va más allá del trabajo que podría definirse para un guía. Realizamos trabajo comercial, de gestión… Creo que la palabra anfitrión refleja mejor la actividad que realizan los integrantes del equipo de enoturismo, incluso el personal de refuerzo que nos acompaña en temporadas altas y eventos trabaja con esta filosofía.

G.S.: ¿Qué crees que hace diferente el enoturismo de Masaveu Bodegas de otros enoturismos?

El enoturismo debe ser un reflejo de la marca. Para nuestra marca hacer vino es un arte. Ese valor diferencial uniendo el arte en sus diferentes dimensiones y el mundo del vino es lo que nos caracteriza.
Nuestras bodegas cuentan, en sus zonas sociales, con diversas piezas de arte pertenecientes a la colección de la Fundación María Cristina Masaveu propiedad de Corporación Masaveu. Las zonas sociales tienen la estructura de una casa en la que recibimos a nuestros invitados, el conjunto de arte está compuesto por cuadros, esculturas, puertas con mucha historia y mobiliario como puede ser el de la magnífica biblioteca de Bodegas Murua, en la que se pueden encontrar volúmenes con siglos de historia.

A partir de ahí, podríamos incluir, entre esos valores diferenciales, la personalización extrema. Somos bodegas pequeñas a nivel de producción y de trabajo artesano. Hemos decidido convertir estos valores en una fuerza para adaptarnos a las expectativas y deseos de nuestros visitantes. Queremos hacer vivir el mundo del vino en la forma que la gente lo imagina y superando sus expectativas.

G.S.: ¿Consideras que España dispone de buen enoturismo?

Hemos avanzado mucho en los últimos años, a nivel de recursos y a nivel de oferta. Ha habido un empujón indiscutible estos dos últimos años por revelarse el enoturismo como una de las herramientas más potentes para el mundo del vino en lo que respecta a ventas y rentabilidad.

Necesitamos ser más y necesitamos, sobre todo, una marca país potente que nos meta a jugar con los grandes actores a nivel internacional: Napa Valley, Toscana, Burdeos… Ya no buscamos copiar, buscamos imprimir nuestro carácter y optimizar nuestro modelo, eso es muy bueno para el futuro.

G.S.: ¿De qué país o países son tus enoturismos preferidos?

Italia y Portugal.

G.S.: ¿A qué vino le guardas más cariño y por qué?

Le tengo mucho cariño a nuestro Guarda de Leda de Bodegas Leda. Porque se elabora en la tierra en la que resido, porque se presentó en plena pandemia y porque me ha acompañado en fechas señaladas.

G.S.: ¿Cuál crees que será tu mejor aportación al mundo del enoturismo para el futuro?

La apuesta por convertir al Enoturismo en una línea de negocio con un componente importante de gestión.

G.S.: ¿Cuáles son las fortalezas del Enoturismo de Masaveu Bodegas?

Nuestra estrategia, a largo plazo, es la mayor de las fortalezas. El mundo del vino y del turismo tienen algo en común, el tiempo es una variable imprescindible en la fórmula del éxito. Nuestro objetivo es desarrollar un proyecto muy sólido que le aporte valor al conjunto del grupo tanto económico como de marca.

Seguiremos apostando por nuestra fusión con el arte y la naturaleza para crear valor diferencial en nuestra oferta y en los diferentes destinos a los que tenemos la suerte de pertenecer.

G.S.: ¿Cuál es el peor vino que has probado o crees que nunca debió elaborarse?

No me atrevería nunca a vetar un vino, si no me gustó a mí seguro que le gustó a alguien, y seguro que muchos trabajaron para elaborarlo con más o menos acierto.

G.S.: ¿Qué botella de vino no puede faltar en tu casa?

En mi casa cada vez hay más variedad. Para continuar con el papel de anfitriona en casa intento que haya variedades y elaboraciones curiosas que voy incorporando cada vez que viajo y conozco algún proyecto interesante. Sigo haciendo enoturismo en casa, se ha convertido en un vicio.

G.S.: ¿Te gusta la cocina española?

Soy una loca de la gastronomía. Desde muy joven, cuando aún no entendía por qué, y me cruzaba provincias enteras porque me habían hablado de un restaurante y no paraba hasta sentarme en una de sus mesas, hasta ahora, que formo parte de la Academia Castellano y Leonesa de Gastronomía.

G.S.: ¿Tu plato preferido?

Soy valenciana, así que una paella a fuego de leña de las de verdad con un dedito de grosor.

G.S.: ¿Cuál es tu vino preferido de Masaveu Bodegas?

Imposible contestar en singular y eligiendo solo uno, así que salgo por la tangente… La sidra de hielo Valverán 20 Manzanas, por el maravilloso brillo dorado que le aporta a nuestra marca y por su capacidad de impresionar al que la descubre.

G.S.: ¿Cuál es tu añada predilecta?

Soy de enoturismo… El nivel de la experiencia va por encima de las añadas.

G.S.: Ya estamos finalizando y quería preguntarte… ¿Cuál es tu vino preferido de España?

Aunque parezca una respuesta muy obvia, Vega Sicilia, porque ha conseguido ser vino y experiencia. Es el máximo exponente cuando se habla de vino español tanto a nivel de elaboraciones como de imagen. Con su trabajo se ha convertido también en embajador de España y eso le da una implicación a la compra de una botella con una dimensión increíble.

G.S.: Y del mundo.

Para brindar por el mundo me quedo con un Champagne. Si te tengo que concretar botella, Charles Heidsieck Blanc des Millénaires 2004, año en el que nació mi hija y botellas que descorchamos para su 18 cumpleaños.

G.S.: Por último ¿Cuál es la pregunta que nunca te han hecho en una entrevista y que te gustaría te hicieran?

Ninguna.

Ana Belén Toribio
Ana Belén Toribio
Periodista y sumiller. CEO y Directora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas Populares

En Primera Persona

Chefs con Estrellas

Personajes

Iberoamérica de cocina en cocina